Formación Presencial vs Formación a Distancia en PRL

formacion-distancia-6Uno de los grandes caballos de batalla de la prevención de riesgos laborales es la Formación.

La Ley 31/1995 de prevención de riesgos laborales dice, en su artículo 19 que: En cumplimiento del deber de protección, el empresario deberá garantizar que cada trabajador reciba una formación teórica y práctica, suficiente y adecuada, en materia preventiva, tanto en el momento de su contratación, cualquiera que sea la modalidad o duración de ésta, como cuando se produzcan cambios en las funciones que desempeñe o se introduzcan nuevas tecnologías o cambios en los equipos de trabajo”.

Hasta aquí todo muy bien pero, ¿qué es suficiente y adecuada? Esta parte del artículo no especifica qué contenidos deben ser los suficientes, ni tampoco cómo debe impartirse para que resulte adecuada. Este punto hace que las empresas tengan problemas sobre todo a la hora de defender la modalidad y contenidos impartidos ya que, en la Inspección de Trabajo, no tienen claro esto tampoco y funcionan a criterio personal de cada Inspector. Todo esto lleva a un amplio paquete de modalidades y contenidos formativos que, en función del criterio de cada persona puede ser o no suficiente y adecuada.

Centrándonos en la prevención de riesgos laborales, podemos distinguir 3 modalidades de formación utilizadas:

  • Formación presencial: como su propio nombre indica, se imparten físicamente los contenidos teórico-prácticos en un tiempo determinado. Esta modalidad es muy eficaz en el sentido de que existe una interacción directa entre formador y alumnado y, además, dicha interacción permite una mejor asimilación de conocimientos siempre y cuando la actividad sea muy participativa y el formador tenga buenas dotes comunicadoras. No suele ser necesario aplicar un examen para evaluar los contenidos.
  • Formación a distancia: los contenidos se imparten ya sea mediante la distribución de manuales, o a través de plataformas on-line. Este sistema ahorra tiempo y dinero a las organizaciones. No obstante, según los contenidos o diseño de la formación, en mi opinión, no está garantizada la eficacia al 100%. En esta modalidad, los alumnos tienen un tutor a distancia al que pueden consultar dudas, ya sea por correo electrónico o por teléfono. La evaluación de los conocimientos tiene que verificarse forzosamente a través un examen o en una evaluación continuada.
  • Formación Mixta: una parte de los contenidos se imparte de forma presencial y, el resto a distancia. Es el caso, por ejemplo, de la formación para el uso de carretillas elevadoras, puentes-grúa, plataformas elevadoras, etc. La parte práctica, obligatoriamente, tiene que ser presencial. Finalmente, obliga también a una evaluación a través de un examen o de una evaluación continuada.

Aunque siempre he sido un fiel defensor de la formación presencial por sus buenos resultados, es cierto que la dispersión geográfica, el ahorro de costes y las prisas, hace necesaria en muchos casos una formación a distancia, por lo que existe una variada oferta en el mercado de plataformas que pueden ayudarnos a gestionar una formación más eficiente y eficaz. ¿Y vosotros que opináis?

Anuncios

Acerca de Raúl Martínez de la Cruz

Soy Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales en las especialidades de Seguridad en el Trabajo, Higiene Industrial y Ergonomía y Psicosociología aplicada. Licenciado en Psicología y Master en Dirección y Gestión del Capital Humano en la Empresa. Desde 2004 he dedicado mi actividad profesional al ámbito los Recursos Humanos, y en 2007 descubrí mi pasión por la Prevención de Riesgos Laborales, área a la que me dedico desde entonces, especializándome en el sector servicios. Desde este blog, en el que colaboro, espero poder compartir mis conocimientos y crear temas de debate que nos ayuden a mejorar, generar, transmitir conocimientos, y crear sinergias… ¿ Nos ayudas?
Esta entrada fue publicada en PRL y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Formación Presencial vs Formación a Distancia en PRL

  1. Mónica dijo:

    Un debate muy interesante, hoy en día gracias a las tecnologías y esencialmente internet es muy fácil aprender a distancia, solo hay que tener ganas de aprender. No obstante los cursos presenciales son más impactantes, efectivamente la interacción enriquece, hay un aprendizaje más significativo. En una empresa creo que en un curso presencial se promueven las relaciones fructíferas entre compañeros, se discuten las ideas, se centra la atención en la situación real. Creo que lo mejor es un combinado presencial- online, evitando así excesivos desplazamientos. El presencial es importante, ya se sabe que una imagen vale más que mil palabras, y en este caso, la mejor imagen es ver en vivo y en directo las reacciones de los compañeros, los gestos del profesor, nuestra propia reacción. En la red se establecen debates, pero si tenemos un amigo importante qué preferimos, verlo y tomar un café o hablar con él a distancia.

    • Gracias Mónica por tus comentarios. Lamentablemente, no suele “haber tiempo” para formaciones presenciales, especialmente cuando hablamos de empresas de trabajo temporal y de servicios, en las cuales hay que formar en prevención para cumplir con la ley y poner lo antes posible a trabajar a las personas. Por eso, cuando hay alguna presencial que dar, la verdad es que la disfruto mucho.

No lo dudes y deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s