No basta saber, se debe también aplicar; no es suficiente querer, se debe también hacer.

Era sólo cuestión de tiempo. Antes o después, el virus del ébola haría su aparición fuera de África. Y más cuando en esta época de los viajes low cost, los desplazamientos son fáciles y relativamente asequibles. Si a eso le añadimos el acogimiento de pacientes o la repatriación de personas infectadas a sus países de origen, el caldo de cultivo estaba servido.

Por eso, el personal sanitario, que es quien iba a mantener los contactos con altísimo riesgo de exposición, debería haber sido instruido y adiestrado adecuadamente. Pero se relativizaron los riesgos y los Servicios de Prevención y Salud Laboral probablemente no los evaluaron en toda su dimensión. Las evaluaciones de riesgo del dicho colectivo, debían contemplar como riesgo principal el de exposición a agentes biológicos, incluyendo los de tipo 3 y 4, que engloba los agentes más agresivos (como es el virus ébola). Además, como no todo el mundo trabaja en las mismas áreas, era preciso establecer protocolos de seguridad específicos en función del riesgo al que pudieran estar expuestos. Y porque no hay que olvidar que dicho Servicio era el responsable de ofrecer la información y la formación pertinente.

La profesional infectada en España tiene una dilatada experiencia en el cuidado de pacientes infecciosos y se prestó voluntaria a formar parte del equipo que iba a atender a las personas repatriadas. Lo evidente es que se ha producido un accidente laboral grave, posiblemente por no haber recibido la capacitación oportuna. El momento más crítico para el contagio es el de desprenderse del EPI de protección, porque el material ya está contaminado, y por ser la medida principal a poner en marcha para evitar la exposición. Es preciso contar con el apoyo y la dirección de otra persona que supervise los pasos a seguir, sin saltarse ninguno, ya que la persona que está enfundada en él ha estado sometida a estrés, ya sea por la fatiga que supone la alta concentración en las tareas a realizar, por la elevada temperatura que se alcanza en el interior del equipo o por el tiempo que se lleve enfundado dicho equipo. No se debe perder la calma ni debe haber ninguna concesión al error humano.

Imagen del traje que utilizan los enfermeros en casos de ébola. Foto: Twitter.

Imagen del traje que utilizan el personal sanitario en casos de ébola. Foto: Twitter.

La organización Médicos sin Fronteras (MSF), que es la que atiende mayoritariamente en África a pacientes afectados por el virus del ébola, no utiliza un EPI específico para estos casos, porque no lo hay. El más usado es el Tychem C, de DuPont. El usado por el personal sanitario que atendió a los españoles repatriados y que ahora están cuidando de la contagiada, cumplía con el nivel de seguridad necesario para este tipo de pacientes, así lo han constatado diversos expertos, tanto de la unidad NBQ del Samur, como supervisores del Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) y miembros del Comité Especial para el Seguimiento del virus ébola.

Los cursos recibidos hasta antes del contagio eran dados por técnicos del Servicio de Prevención. En ellos, dos personas se ponían un EPI similar al que debía ser usado por los profesionales sanitarios y ahí concluía la acción formativa. Si surgían dudas, no se resolvían pues los instructores no poseían los conocimientos precisos. Hasta tal punto que, en un Hospital Universitario donde los trabajadores acudieron a un curso en el que se le explicaba cómo ponerse y quitarse el EPI, quienes lo impartieron fueron personal sanitario del Servicio de Prevención y Salud Laboral que habían sido formados la tarde anterior.

Se cumplió la parte de información a medias, ya que se les leyó a los participantes el protocolo establecido por la Organización Mundial de la Salud, aunque no se les entregó ningún documento ni firmaron haberlo recibido, según afirman las organizaciones sindicales. La formación práctica, se limitó a una sesión de escasa duración, en la que no se realizaron simulacros completos, que incluyeran desde el diagnóstico de un paciente hasta su traslado y tratamiento ante un caso sospechoso de ébola, para poder reproducir de modo práctico el protocolo de actuación teórico que se les había comunicado con anterioridad.

Por lo que respecta a las UVI’s móviles que deben intervenir ante un caso incierto, se remitió al personal al visionado de unos vídeos de la plataforma Youtube. Asimismo, se les entregó un equipo para que se familiarizasen en su quita y pon, aunque, no recibieron formación especializada, según denuncian fuentes sindicales.

Además, es inconcebible que el Servicio de Prevención y Salud Laboral sólo estuviera disponible de 08:00 a 15:00 horas, de lunes a viernes, y que fuera de esos horarios derivara al personal de riesgo a su Centro de Salud, sin efectuar un seguimiento continuado para que, en cuanto se hiciera una consulta, saltaran las alertas e inmediatamente se procediera a su aislamiento.

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha modificado los protocolos de actuación ante posibles contagios por el virus del ébola y cataloga como personal de riesgo a cualquier profesional sanitario que entre en contacto con un paciente infectado, lo que supone un seguimiento proactivo a la hora de medir su temperatura corporal, diario y continuo, a través de una llamada directa, con independencia de que las personas deban informar de posibles síntomas, como ya se hacía.

Al ser un accidente de trabajo grave, la Inspección de Trabajo debe actuar para investigar, comprobar y verificar si las condiciones materiales y/o técnicas de seguridad y salud eran las adecuadas con el fin de determinar la existencia de infracción, en cuyo caso tendría que levantar la correspondiente acta de infracción.

Por último, podría haberse incurrido en un delito contra la seguridad en el trabajo, tipificado en los artículos 316 y 317 del Código Penal, por dolo o imprudencia, de acuerdo con el contenido de la sentencia 1360/1998 del Tribunal Supremo, de 12 de noviembre de 1998, según la cual «los elementos básicos que integran el tipo objetivo de la acción de este delito son en primer lugar el incumplimiento de las normas de cuidado expresamente establecidas en la legislación laboral, así como el no facilitar los medios necesarios para que los trabajadores desempeñen su actividad con las medidas de seguridad e higiene adecuadas y por último, que con todo ello se ponga en peligro grave la vida, la salud o la integridad física de los trabajadores».

Anuncios

Acerca de Raúl Martínez de la Cruz y Miguel Ángel Ortiz Martínez

Raúl: Soy Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales en las especialidades de Seguridad en el Trabajo, Higiene Industrial y Ergonomía y Psicosociología aplicada. Licenciado en Psicología y Master en Dirección y Gestión del Capital Humano en la Empresa. Desde 2004 he dedicado mi actividad profesional al ámbito los Recursos Humanos, y en 2007 descubrí mi pasión por la Prevención de Riesgos Laborales, área a la que me dedico desde entonces, especializándome en el sector servicios. Desde este blog, en el que colaboro, espero poder compartir mis conocimientos y crear temas de debate que nos ayuden a mejorar, generar, transmitir conocimientos, y crear sinergias… ¿ Nos ayudas? Miguel Ángel: Graduado Social Diplomado. Máster en Dirección y Gestión de Recursos Humanos. Desde siempre me ha gustado escribir y asumo este reto con la ilusión de poder colaborar en la divulgación de aspectos de la gestión de personas, porque sin ellas no existiría ninguna empresa . Tengo la confianza de que podré satisfacer estas expectativas y, sobre todo, las vuestras.
Esta entrada fue publicada en PRL y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

No lo dudes y deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s